Agrandar imagen | Ver tamaño original
La reordenación y ampliación del gran complejo “Hospital Marqués de Valdecilla,” manteniendo los siete pabellones originales de 1929, se logra mediante una audaz intervención de gran envergadura, que consiste en construir, bajo los pabellones existentes, dos plantas con todos los servicios neurálgicos del hospital, a modo de basamento. Este gran edificio, con las urgencias, UCIs, bloque quirúrgico, radiología, radioterapia, medicina nuclear, etc., se percibe solo a través de la amplia cubierta verde que reproduce los jardines pabellonarios originales, y recibe abundante luz natural mediante patios y fachadas translúcidas. Los siete pabellones, demolidos y reconstruidos fielmente en beneficio de la memoria comunitaria, alojan la actividad docente. Un nuevo edifico de servicios ambulatorios, acabado en chapa de acero, se levanta al sur de la parcela en el nivel más bajo, marcando el límite del nuevo jardín, abierto hacia la bahía de Santander. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir