Agrandar imagen | Ver tamaño original
La necesidad de crear una imagen consistente al Banco Sudamericano de Brasil llevó a la compra de un terreno de esquina en la Avenida Paulista, en São Paulo. El pequeño tamaño del futuro edificio, por otro lado, generó una oportunidad: la inclusión de una torre de oficinas. Así se inició el proyecto de Rino Levi, en 1963, utilizando ese mismo partido para la construcción del edificio. Dos volúmenes visualmente separados y funcionalmente independientes, aunque integrados por la implantación y unificados por la utilización de un elemento estético-funcional moderno: celosías. Ambos volúmenes presentan accesos distintos. El edificio base, el banco propiamente tal, cuenta con casi todo el perímetro de la esquina y se puede acceder por ambos lados. Desde la torre del edificio donde están las oficinas, sólo tiene un acceso lateral ligeroy bastante alejado de la orilla de la construcción a lo largo de la Avenida Paulista. A pesar de su posición secundaria, este acceso fue tratado paisajísticamente por Roberto Burle Marx. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir