Agrandar imagen | Ver tamaño original
La decisión de construir una guardería en esa zona pretende paliar una carencia histórica en cuanto a ese tipo de servicios, a nivel generalizado en toda la población. La localización en un área de desarrollo, próxima a una zona marginal, se convierte en un importante condicionante del proyecto, además de la propia morfología de la parcela, no especialmente adecuada a las funciones externas que se suponen a un edificio de este tipo. El entorno social del edificio se caracteriza por un carácter tremendamente contrastado, donde viviendas sociales y viviendas de elevado costo conviven a ambos lados de una misma calle. Esto ha provocado una cierta actitud hermética en las viviendas de elevado coste, motivada por la excesiva extroversión de los inquilinos de las viviendas sociales, que hacen de la calle una estancia más de la casa. No se detectan relaciones entre ambos tipos de residentes, salvo el ofrecimiento de los residentes de las viviendas sociales a trabajar como vigilantes de los nuevos edificios residenciales, lo que no deja de ser irónico. Por otra parte, se ha planteado desde el Ayuntamiento, una concentración de equipamiento escolar con el objeto de facilitar las relaciones entre estos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir