Agrandar imagen | Ver tamaño original
La casa Rabanúa se proyecta como una segunda vivienda para un familia formada por tres generaciones, en la cual los propietarios proyectan a mediano plazo hacer de ésta un espacio en donde se combinen largos períodos de descanso con sus respectivas actividades profesionales. El emplazamiento está caracterizado por la omnipresencia de un paisaje sobrecogedor, que se enmarca en la ondulación del relieve costero de la antesala al desierto extremo y la imponencia del océano pacífico. Por esto, una de las principales preocupaciones fue generar distintas instancias de relación con el entorno, captando vistas sugerentes de la imponente panorámica. Buscándose proyectar una arquitectura que asumiera la complejidad de acoger las interacciones cotidianas entre los habitantes y la búsqueda de un espacio comunión con el paisaje. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir