Agrandar imagen | Ver tamaño original
Un fragmento de Umbría, una casa de campo roja y el campo abierto de olivares forman parte del fondo de esta iglesia franciscana en Perugia, Italia. La iglesia y el centro parroquial se encuentran en medio de una colina a través de una secuencia que privilegia el concepto de excavación, entre una plaza baja y una plaza alta, que son parte de la historia de la ciudad de Perugia, de su centro histórico, el que sus habitantes llaman "Acrópolis". Una línea recta marca el camino sagrado desde el atrio de la iglesia principal, a la iglesia de diario y la casa parroquial. El camino se duplica al exterior, a través de la gran escalera que une la plaza baja y la plaza alta, con una dimensión análoga al cuerpo de la iglesia. En la sección, el cuerpo de la iglesia, de trece metros de alto, alcanza el mismo nivel que el centro parroquial, que tiene seis metros y cincuenta centímetros de altura. El general del cuerpo de la iglesia está atravesada por una línea de luz que, en la iglesia principal, marca el corte vertical de la fachada y continúa en el techo, acompañando a los fieles hasta el altar. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir