Agrandar imagen | Ver tamaño original
El CEIP se inserta en el tejido de Binissalem, en un solar junto al “Camino de Pedaç”. En el lugar conviven manzanas de viviendas unifamiliares entre medianeras, de pequeño grano y poca altura, con edificaciones aisladas adosadas al camino y otros equipamientos que el planeamiento está concentrando en esta zona. El edificio se acomoda junto al camino y presenta hacia éste un perfil quebrado, fragmentado, sensible a las particularidades que presentan las volumetrías vecinas, sus fachadas, las líneas de cornisa, mientras que hacia el interior de la parcela, abraza y protege un patio de juegos. El edificio se retranquea del camino para resolver el acceso: una plaza en esquina, a partir de la cual se generan los flujos que organizan el programa. Se separan claramente las zonas dedicadas estrictamente a la docencia de las que pueden ser utilizadas en horario extraescolar. Se decide "apilar" en lo posible los paquetes funcionales con la intención de reducir ocupación y liberar la superficie de solar donde ubicar las zonas de juego, pistas deportivas y reserva de espacio para futuras ampliaciones. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir