Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta pequeña casa de 36.95 m2 está ubicada en un barrio residencial periférico de Japón. Todos los niveles de la casa tienen aberturas hacia los dos lados y se conectan a un tragaluz central en el techo, lo que permite el ingreso de la luz del sol hasta el nivel más bajo. Perforaciones tridimensionales y agujeros en el campo visual eliminan cualquier sentido de estrechez espacial o la sensación de estar cercado por muros. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir