Agrandar imagen | Ver tamaño original
El Tucson Mountain Retreat se encuentra en el desierto de Sonora, una extensión de tierra muy exuberante y expuesta, que emite una sensación de quietud y permanencia, conteniendo misterios de proporciones mágicas. La casa está situada cuidadosamente en respuesta a los arroyos adyacentes, rocas, cactus, rutas de migración de animales, el movimiento del aire, la exposición al sol y las vistas. Un gran esfuerzo se invirtió para minimizar el impacto físico de la casa en un entorno tan frágil, mientras que al mismo tiempo trata de crear un lugar que sirva de telón de fondo a la vida, fortaleciendo las conexiones sagradas al paisaje místico e impresionante. Al aislar intencionalmente el estacionamiento a más de 400 metros de la casa, hay que recorrer el desierto caminando por un estrecho sendero hacia la casa, pasando por una zona densa en cactus y Palo Verde. A cada paso progresivo la casa se ​​revela lentamente, levantándose de la tierra. La secuencia de entrada es una serie de escalones en concreto que se disuelven en el desierto. A medida que se asciende, cada paso cuenta con una decisión alternativa y una nueva aventura. A través de este proceso, el movimiento se ralentiza y los sentidos son estimulados, dejando el torrente de vida de la ciudad. La casa se ​​compone sobre todo de tierra apisonada, un material que proporciona masa térmica deseable y prácticamente no tiene efectos secundarios ambientales. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir