Agrandar imagen | Ver tamaño original
Este refugio se levanta en un sitio tranquilo en medio de un denso bosque de árboles altos, que baja hacia la orilla del lago. La orientación del edificio aumenta la pendiente y da igual valor a la vista hacia los árboles y el agua. Entrando al sitio aparecen cuatro estructuras negras que separan las funciones del garage. Más allá se encuentra la casa con sus fachadas blancas y muros laterales de madera, haciendo eco del bosque cercano. La repetición de las columnas de madera laminada atrae al visitante a lo largo de la columnata de la entrada principal. En oposición al exterior predominantemente negro, el nivel de ingreso es una sala de estar revestida de madera ligera. Por la mañana y por la noche la luz llena el espacio y la estructura de madera rítmica ofrece un plan abierto con espacios telescópicos que fluye entre las vistas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir