Agrandar imagen | Ver tamaño original
Se abordó la renovación de una casa de piedra de 200 años de antiguedad en Quebec para diseñar una adición importante, teníamos el reto de definir un enfoque conceptual claro que conciliara un lenguaje arquitectónico contemporáneo con la casa ancestral. La estructura original perteneció a la Compañía Hudson Bay y tenía la entrada principal hacia el río, donde estaba situada la antigua carretera. Con el tiempo, un nuevo camino fue construido en la parte trasera de la casa, que ahora se convirtió en el delantero. El programa requirió albergar cuatro generaciones: el gran abuelo, los abuelos y los niños en la vieja casa, y los padres en la adición. Esto llevó a la idea de establecer un paralelo entre el componente multi-generacional del programa y el hecho de que un proyecto contemporáneo se construiría junto a una casa histórica. De esta manera, el diseño expresa el paso del tiempo. La estrategia se define a sí misma como un proyecto contemporáneo que contrasta la casa de piedra existente, pero que tiene una relación evidente con el hogar ancestral. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir