Agrandar imagen | Ver tamaño original
El concepto de Arquitectura como Alameda, que acumula experiencia social, bien expresada en muros con una serie de vistas en secuencia del interior y exterior, como un elemento que agrega un sentido de profundidad y dirección de entrada.  La forma controlada de la entrada se encuentra en el área de acceso y es un objeto para avanzar hacia otro espacio. Al acceder al espacio de entrada, la casa, rodeada de muros horizontales flotando en el aire, aparecen superpuestos. Los muros de hormigón a la vista enfatizan el flujo horizontal y se utilizan como un método para atraer a las personas y ser magnificadas visualmente.  La luz natural cae de forma dinámica en distintos ángulos a través del voladizo que sobresale de la plana superficie del muro, la luz cae naturalmente en la terraza frente a la entrada de hormigón y hace que la entrada sea reconocida por sus muros de hormigón. La mirada se extiende a al pie del paso de montaña cerca de la reja de árbol.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir