Agrandar imagen | Ver tamaño original
El proyecto se encuentra en el sitio de una abandonada fábrica de acero, que había sido creada después de la Segunda Guerra Mundial para ayudar con la reconstrucción de la región de Mezzogiorno de la Italia meridional. Tras el cierre de la planta, se decidió que el sitio debía conservar el concepto de "reconstrucción", pero esta vez en el ámbito local. Por lo tanto, se generó la idea de un centro cultural para los residentes locales y turistas. El complejo está destinado a ser la puerta de entrada a la mayor iniciativa Bagnoli Futura, cuyo objetivo es regenerar la totalidad de la antigua zona industrial. Como resultado, la mayoría de sus funciones abrazan el suelo, creando un gran espacio público al aire libre que está revestido en piedra. Este dato permite que el elemento-auditorio que es el elemento definitorio del proyecto, tenga una estructura acristalada que nade de la fundación como un buque futurista. Durante el día, espejado al sistema de acristalamiento, un tinte verdoso permite que el edificio refleje el barrio residencial sobre sí mismo, mientras que por la noche el volumen se ilumina desde el interior, convirtiéndose en un faro en el paisaje lleno de cicatrices. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir