Agrandar imagen | Ver tamaño original
Situado en Maasbracht, cerca de la frontera Holandesa-Belga, esta sinuosa oficina de 1.850 m2  es un cuartel general para el control del tráfico acuático de las esclusas circundantes y los canales, todos los cuales son adyacentes al río Mosa. Esta plétora de vías fluviales entrelazadas, es fuertemente utilizada para la navegación de toda esta área, en la confluencia de Francia, Luxemburgo, Bélgica, Alemania y los Países Bajos. Numerosos centros de control fluvial previamente dispersos se combinaron para crear esta nueva oficina, y este reagrupamiento determina su volumen curvilíneo principal. La forma poligonal elevada fortalece la visibilidad desde el interior hacia el paisaje inmediato, por lo que permite vistas panorámicas de 360 grados. Compuesto por dos volúmenes; el piso superior de la oficina sobrepasa en voladizo hasta 10m más allá de su pedestal, sobre un espejo de agua.  Dos caminos cortan la superficie de agua que rodea el pedestal, y conducen; al acceso del primer nivel, mientras que una rampa permite el acceso al subterráneo, con su zona de estacionamiento de bicicletas. La parte inferior del volumen en voladizo, está revestida con cristal negro serigrafiado. Este atributo amplifica la cantidad de luz natural que se refleja en la superficie del agua, con sus flores de loto. Durante los meses de invierno, este espejo de agua es capaz de funcionar como una pista de patinaje sobre hielo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir