Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta nueva casa ha sido construida en el sótano de la antigua vivienda y es accesible a través de una generosa escalera. La idea básica de esta residencia de una sola planta sigue la analogía de un viejo atrio romano, sin embargo, en este caso, el patio se abre hacia la terraza y se expande hasta el jardín. A través de esta abertura aparecen diferentes relaciones visuales y zonas privadas y semi-públicas. El patio protegido entrega una sala de estar con luz adicional y crea un espacio tranquilo que invita al retiro. Al mismo tiempo, el patio lleva a la terraza, que está alineada desde oeste hacia el sur. La fachada es un juego entre ventanas, yeso y molduras de madera. En la zona de la entrada y las incisiones de los espacios abiertos privados se ha hecho una cubicación que continúa el juego en tres dimensiones. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir