Agrandar imagen | Ver tamaño original
El aprovechamiento de la forma del terreno, donde un canal de tormentas generaba una curva contra una línea recta en la calle principal fue una prioridad para este proyecto. Muros en forma de “L” se apropiaron de la geometría del terreno mientras los techos se abren hacia el norte permitiendo una buena iluminación indirecta. Estos elementos fueron el punto de partida para alojar un programa dividido en tres zonas, una bodega, una segunda zona de talleres para la delegación y por último una zona administrativa, todas estas divididas y conectadas por un camino que conecta con la calle principal del sitio. Las alturas del edificio corresponden al programa que contienen, de esta manera la mayor altura la tiene la zona de bodega y así comienza de manera descendente hasta llegar a la altura más baja que corresponde al área administrativa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir