Agrandar imagen | Ver tamaño original
El Museo Brandhorst alberga una importante colección privada de finales del siglo 20 y arte contemporáneo, sobre todo pinturas. El esquema consiste en un sencillo edificio, alargado, de tres volúmenes interconectados; su alta "cabeza" marca la esquina sureste del distrito de los museos de Múnich. Los tres volúmenes se distinguen por revestimientos de diferentes colores y tonalidades. Al interior, el museo se distribuye en tres plantas que se comunican por medio de una generosa escalera. En la planta baja hay un gran patio ingles que constituye el punto central de un conjunto de galerías dedicadas al diseño gráfico y arte de comunicación visual. La planta baja cuenta con siete salas de exposiciones universales, iluminadas por un sistema de luz natural cenital por medio de reflectores. La planta superior, con los espacios mayores, cuenta con una luz superior continua en todas sus galerías. El diseño tiene como objetivo crear una sutil diferenciación entre los distintos espacios de exposición por medio de diferentes calidades de luz del día, así como a través de una variación deliberada en la secuencia y dimensiones de todas las habitaciones.  Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir