Agrandar imagen | Ver tamaño original
Eliminar las señales de tránsito, los semáforos y las distinciones de espacios entre diferentes modos de transporte para crear Espacios Compartidos, es la opción por la que han apostado ciertas ciudades del mundo para tener calles más seguras. Si bien en un primer momento esta medida puede parecer drástica, la experiencia ha demostrado que no solo se logran calles más seguras para todos los que circulen por ellas, sino que también se convierten en lugares que atraen a las personas. A continuación te contamos sobre los casos de seis ciudades que han creado estos espacios. 1. Auckland, Nueva Zelanda. En Elliot Street, una de las calles del centro financiero de la ciudad neozelandesa, sacaron los bordes de hormigón que separan las calzadas de las veredas para tener una superficie plana. También borraron las dobles líneas amarillas que estaban en el centro de las calzadas para dividir las pistas y en los costados de las veredas para indicar un desnivel. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir