Agrandar imagen | Ver tamaño original
En el diseño arquitectónico para la exposición Lina en Casa, los recorridos fueron desarrollados con el objetivo principal de preservar la experiencia espacial y el ambiente único de la casa de cristal. Entendiendo la Casa como el mayor objeto de interés para el visitante y como el gran legado de la arquitecta, la disposición de los expositores evita crear cualquier subdivisión espacial que podría generar una superposición de arquitecturas. La disposición de los módulos expositores es libre, permitiendo diferentes caminos, no lineales a través del contenido de la exposición. La estructura metálica tubular busca en su materialidad mínima mantener la transparencia para que los expositores no se conviertan en interrupciones visuales. Dos formas tipo definen la composición modular. El primer módulo es un cubo. El segundo, vertical, tiene el tamaño de una puerta, gran altura, y profundidad mínima para tener estabilidad independiente. Dentro de la estructura, cajas de acrílico y paneles están suspendidos, donde los dibujos originales, documentos, fotos, objetos y textos se alternan. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir