Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ester Bruzkus y Patrick Batek han diseñado un loft residencial para un fotógrafo internacional y su pareja en una antigua fábrica de sombreros en Berlín-Kreuzberg. Un espacio bien iluminado fue creado para referirse a la historia industrial de la construcción existente, con pisos de concreto y una estructura de techo al descubierto. Al mismo tiempo, el mobiliario se ha integrado inteligentemente a través de superficies mates. Las zonas de cocina, comedor y vida conforman una unidad amplia, donde todo el equipo de cocina está cuidadosamente oculto a la vista. La zona de estar privada está marcada por una puerta doble. Aquí los acabados de hormigón y pintura mate se complementan con un parquet de roble cálido. Pero más allá del material de piso, aquí el parquet se utiliza como revestimiento de madera en la pared del baño. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir