Agrandar imagen | Ver tamaño original
El cliente de este proyecto, que trabaja en una agencia de publicidad como diseñador gráfico, adquirió un terreno en una colina con buena vista, y entonces, entonces pidió el diseño de una residencia con ligereza y apertura. La pared de hormigón visto con el patrón del panel formado de cedro y el panel de acero galvanizado de la superficie del edificio, crean un contraste entre claro y tranquilo, produciendo un aspecto exterior ordenado del edificio. No es posible alcanzar la condición interior desde el exterior, excepto en la parte que revela la estructura de madera del edificio a través de una gran abertura. La vivienda está cerrada por un porton de madera. Al ingresar al interior se llega al patio de entrada, que está cerrado por un muro de hormigón a la vista, y por consiguiente se saluda directamente al propietario, con una iluminación indirecta durante la noche. Las piezas de arte, como la escalera en la estructura de acero en voladizo, que está situada detrás de la puerta de entrada. La suave luz difusa que baja del enrejado, ilumina el espacio de al lado del cuarto de baño, situado en la parte interior del edificio. Todos los espacios de la planta baja, incluyendo ua habitación privada y el baños se enfrentan hacia el patio interior. La fachada frontal se ve acentuada por un pedazo de árbol Stewartia monadelpha plantado en el patio exterior de la habitacion infantil, estando de pie como un símbolo de esta residencia. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir