Agrandar imagen | Ver tamaño original
Situado en el centro de una escuela y complejo deportivo, este edificio se diferencia de las otras escuelas ya que ofrece un programa más amplio, que atiende a niños de primaria y secundaria. Este edificio de hormigón visto con ventanas dispersas se caracteriza por un lenguaje al mismo tiempo sobrio y contemporáneo. Cuenta con líneas claras y objetivas, libres de elementos superfluos, donde la relación cuidadosa entre los espacios sólidos y vacíos crea una composición pura y una armonía simbiótica entre las partes y el todo. En el lado norte, el acceso principal nos conduce al atrio del edificio, desde el que entramos en el pasillo central que proporciona acceso a los distintos espacios. Con sus generosas proporciones, este corredor es a la vez un lugar de encuentro y permanencia, así como la principal zona de circulación. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir