Agrandar imagen | Ver tamaño original
Hace seis años, el ayuntamiento de Kasterlee, un pueblo en las afueras de Amberes, organizó un concurso para diseñar una guardería para 120 niños. WE-S architects fue la oficina ganadora. Su diseño se centra en la preservación absoluta de los árboles existentes y una orientación que garantiza una suficiente cantidad de luz natural en el centro de cuidado infantil. También ofrece amplias vistas hacia el patio sur. Esto se traduce en un volumen compacto que contiene los espacios administrativos, técnicos y tranquilos. En medio de este volumen y el patio se encuentra una zona de transición, una "habitación exterior" transparente. Dos líneas de visión diagonales conectan visualmente la calle al patio en la parte de atrás cruzando el volumen compacto. Estas mirillas anidan el edificio en su contexto circundante. Una valla de madera en el lado oeste del edificio crea un parque privado y cerrado. Cuando la guardería está cerrada, la valla se cierra hacia el edificio, haciendo público el patio de acceso. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir