Agrandar imagen | Ver tamaño original
El confort y mantenimiento de los edificios a lo largo de los años son dos aspectos fundamentales para las construcciones en áreas tropicales junto al mar, donde las altas temperaturas y el efecto de la brisa del mar determinan las condiciones locales extremas. El proyecto de la White House, situado en una hermosa playa de Brasil, en la costa norte de São Paulo, hizo de estas preguntas el factor determinante para organizar la planta y seleccionar los materiales a utilizar. Todos los ambientes tienen ventanas de piso a techo - en los vanos como verdaderos muros de cristal - para crear una sensación térmica agradable y desdibujar la división entre interior y exterior. En el salón de la planta baja, por ejemplo, puertas de cristal de 3.0 X 2.5 se acoplan a las paredes e integran el espacio interior con el balcón, de esta manera se crea ventilación cruzada con el objetivo de reducir la temperatura del ambiente. En este mismo espacio, puertas perforadas de madera - como grandes mullas - sombrean el interior sin bloquear la brisa. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir