Agrandar imagen | Ver tamaño original
La estudiante de IaaC, Elena Mitrofanova, en conjunto con el bioquímico Paolo Bombelli, han creado una propuesta para un sistema de fachada que utiliza el poder de generación de electricidad natural de las plantas. Consiste en una serie de "ladrillos" huecos modulares de arcilla que contienen musgo. El sistema aprovecha los nuevos avances científicos en el campo de biophotovoltaic (BPV) que Mitrofanova explica "sería más barato para producir, auto-reparadora, auto-replicante, biodegradable y mucho más sustentable" que la energía fotovoltaica estándar. El sistema es capaz de generar electricidad gracias a un tipo de bacterias simbióticas que viven con el musgo. Cuando el musgo hace fotosíntesis, algunos de los compuestos orgánicos que produce son liberados a través de sus raíces a la tierra debajo. La bacteria se alimenta de estos compuestos, dividiéndolos en una serie de productos, uno de los cuales son electrones libres. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir