Agrandar imagen | Ver tamaño original
En Fundamentals (2014) Marruecos se presentó por primera vez en una Bienal de Venecia, exhibiendo una muestra centrada en las especulaciones territoriales en torno al desierto del Sahara. La propuesta fue conocida como Inhabiting the Uninhabitable (Habitando lo inhabitable). Para tal ocasión, la oficina parisina OUALALOU+CHOI propuso una estructura urbana para este vasto territorio desértico: "un medio para echar raíces, implementando urbanismo y civilización. El Sahara, con su extrema geografía y condiciones climáticas, se mantiene como un territorio inexplorado para la especulación arquitectónica". Explicación de los arquitectos: el mar de arena convierte el desierto en un territorio sin suelo. En constante cambio, el suelo nunca es un punto de referencia: como los marineros, los habitantes del desierto confían en las constelaciones como las únicas guías geográficas (sic) estables. Este proyecto propone una ciudad sobre y bajo el suelo: una ciudad suspendida y enterrada. Más allá de sus dimensiones alegóricas y críticas, la idea sobre una ciudad que puede ser experimentada en su verticalidad en vez de su horizontalidad es extraña y poderosa. La interioridad que se crea entre la ciudad durante el día (debajo del suelo) y la ciudad de noche (debajo del cielo) se convierte en el corazón del espacio público. Es una tierra habitada que permite que el paisaje pase a través de ella. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir