Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta arquitectura posee dos funciones: una tienda de productos de confitería y una sala de conciertos. Tanto los interioresy exteriores pueden cambiar su atmósfera de acuerdo con las dos funciones diferentes, así como su acústica. En otras palabras, esta arquitectura tiene una "doble cara". Asimismo, el cliente quería utilizar la madera para el diseño de interiores para mejorar la imagen de la tienda, ya que Hokkaido es una zona forestal importante. Una preocupación importante es la eficacia acústica. La madera es excelente como superficie que refleja el sonido. Por lo tanto, los reflectores acústicos fueron diseñados utilizando madera local. Cuando se utiliza como sala de conciertos, el tiempo de reverberación se hace largo. Por otra parte, cuando se utiliza como confitería, el tiempo de reverberación tiene que ser corto. En este proyecto, ideas únicas como tapices movibles en las paredes y solapas reflectantes que cuelgan del techo superan este problema. En sólo tres horas, los muebles se pueden cambiar de sitio cuando esta arquitectura cambia su cara de una función a la otra. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir