Agrandar imagen | Ver tamaño original
La arquitecta Anna Puigjaner imagina un futuro en el que la vivienda se adapte a las necesidades de sus habitantes. Y eso, a veces, pasa por no tener cocina. Su proyecto Kitchenless ha recibido el Wheelwright Prize de la Universidad de Harvard, con una dotación de 100.000 dólares para investigar en los modelos de casas colectivas existentes en todo el mundo. En un precioso local de Gracia (Barcelona), que funciona más como co-working que estudio de arquitectura convencional, trabajan los socios de MAIO, estudio de Puigjaner, junto a profesionales de otras disciplinas. El equipo de Maio apostó por este local en 2011, en plena crisis, así que para sostenerlo decidieron abrir el espacio a otros trabajadores. En 2016 podrían permitirse estar solos, pero no existe ninguna razón que les empuje a hacerlo. Este hecho podría resumir su filosofía y seguramente es una de las razones por las cuales Puigjaner se ha hecho con el Wheelwright Prize , un premio particular dentro de los galardones de arquitectura, ya que no se centra una obra o una investigación sino en la coherencia entre ambas, la trayectoria y las ideas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir