Agrandar imagen | Ver tamaño original
Ya van más de 35 millones de viajes en bicicletas públicas en Estados Unidos sin registrar ni un accidente fatal. Un reciente estudio fue más allá de esta favorable estadística: en el ámbito del automóvil, por cada 100 millones de viajes en bicicletas particulares, se registraron 21 muertes. Sí, lamentablemente hubo graves incidentes con usuarios de sistemas públicos de bicicleta. No obstante, lo que se ha comprobado hasta ahora es que esas personas generalmente se involucran menos en golpes, caídas y atropellados mientras pedalean. El misterio estaba en los números, pero la respuesta vino a través de una mirada detallada en los ciclistas. La conclusión pasa por cinco puntos principales: 1. El diseño importa mucho Las bicicletas compartidas disponibles en Estados Unidos, además de ser grandes y pesadas, también tienen diversos detalles que la hacen más seguras. Lo principal es que en general son más lentas. Además, son coloridas, llamativas y favorecen una postura más erguida, es decir, elementos que facilitan la visibilidad por parte de los automovilistas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir