Agrandar imagen | Ver tamaño original
La idea de trabajar con motivos repetidos de un frontón de granero se inspira en los pintores americanos Charles Sheeler y Andrew Wyeth. Los monolitos escultóricos de graneros están orientados según los paisajes inclinados que dan composiciones interesantes donde muchos volúmenes en varias direcciones pueden ser vistos como una estructura aditiva por capas. La casa se encuentra en un conjunto de graneros con techos vernáculos gradualmente extendidos y añadidos en los últimos 200 años. La nueva extensión de la casa principal continúa la construcción de un sistema no planificado de volúmenes diversamente orientados en un prado en pendiente. El edificio contiene un gran espacio abierto para dormir con vistas a un claro en el bosque, un cuarto de baño, así como una sala de conexión utilizada para el almacenamiento de libros desde el suelo hasta el techo. El nivel inferior el cual se accede desde el exterior contiene un espacio de trabajo con baño y un lavadero. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir