Agrandar imagen | Ver tamaño original
En 1972, el arquitecto español Fernando Higueras comenzó en Madrid la construcción de la obra del que sería su estudio y también se convertiría en su hogar hasta el final de sus días en 2008. A esta vivienda el arquitecto le llamó “rascainfiernos”, ya que a diferencia de un rascacielos esta es una obra muy discreta que se sumerge hacia el centro de la tierra. Para Higueras la vivienda, como tipología, debía asemejarse a vivir en una cueva. Por ello, excavó a pico y pala un hueco en su jardín de 9 x 9 metros de lado, donde crearía luego su refugio bajo tierra. Higueras se licenció como arquitecto en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid en 1959, donde caracterizó su trabajo distanciandose del racionalismo y siguió de cerca la ideología de Frank Lloyd Wright. Así su arquitectura promovía una armonía entre el hábitat humano y su entorno natural, respetando de manera imprescindible a su entorno, tal como lo haría el rascainfiernos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir