Agrandar imagen | Ver tamaño original
El gigante sueco IKEA ha tomado acciones para denunciar las indignantes condiciones de vida que enfrentan los refugiados sirios en Europa. Asociado con la Cruz Roja Noruega y la agencia de publicidad POL, IKEA ha construido una réplica de un hogar de refugiados en Damasco (Siria) en uno de sus locales en Slependen, Noruega. En 25 metros cuadrados, la estructura recrea el hogar de una mujer real llamada Rana y los 9 miembros de su familia. Presentado en claro contraste con la sala de exhibición de IKEA, los muros de hormigón del hogar y el mobiliario disperso destacan la lucha diaria de los ciudadanos sirios en el fuego cruzado de un conflicto que ya superó los 5 años y medio de duración. "Cuando tuvimos que venir a esta zona para encontrar seguridad, no teníamos suficiente dinero para arrendar un mejor lugar. No tenemos dinero para comprar colchones, mantas o ropa para los niños", dijo Ranna a la Cruz Roja Noruega. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir