Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción de los arquitectos. Situado en un callejón cerca del centro histórico en Beijing, la casa en forma de L está entre medio de la antigua muralla del callejón y un edificio de dos pisos. La renovación tuvo como objetivo transformar la antigua residencia de 43 metros cuadrados en un cómodo y funcional espacio moderno para una familia de seis personas. El primer piso consta de varios palcos de madera que funcionan como sala de estar, comedor, dormitorio, sala de estudio y baño, creando un espacio abierto y continuo que ofrece oportunidades de comunicación entre los miembros de la familia. Al mismo tiempo garantiza que cada individuo tenga un espacio habitable independiente. El tamaño de cada casilla se decide de acuerdo a la altura de las actividades en diferentes áreas funcionales. El espacio abierto en la segunda planta es el dormitorio de los niños y área infantil. Materiales tales como alfombras y redes se utilizan con el fin de garantizar la seguridad de los niños y para crear un ambiente cálido e íntimo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir