Agrandar imagen | Ver tamaño original
Situada en el asentamiento de Kampos, en la isla de Paros, la presencia física de la casa se ve reforzada por el sublime paisaje rural que lo rodea, que consiste en pequeños viñedos, olivares y campos de cereales. Durante el proceso de diseño de la casa se evitó cualquier intento de representación estéril de elementos tradicionales o decoraciones, centrándose en los arquetipos habitacionales de la isla, dados a través del prisma de la vida contemporánea. En la casa residirá una familia de 5 miembros durante todo el año y no sólo durante las vacaciones, con todo lo que esto podría implicar. La forma del edificio deriva de la descomposición de un solo volumen rectangular como un punto de arranque y la formación de una veranda cerrada protegida por los fuertes vientos del norte. El volumen retirado se coloca en la terraza del edificio y puede utilizarse como un estudio independiente o un espacio de relajación, disfrutando de vistas despejadas hacia la zona de Pounta y la isla de Antiparos. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir