Agrandar imagen | Ver tamaño original
Después de la participación de la oficina en la Bienal de Arquitectura de Cracovia (Polonia), y con la intención de expandirnos en Europa del Este, se presenta la oportunidad de rediseñar un pequeño espacio habitacional en los suburbios de la capital polaca, convirtiéndose en el primer proyecto del despacho realizado en Europa. Ubicado al norte de la capital polaca, en el distrito de Białołęka, el reto consistió en diseñar todos los interiores de un departamento mínimo, 39 m2 de construcción; logrando la integración de los espacios comunes, así como una armonía entre los acabados existentes y los propuestos durante el proceso.  El departamento, primer hogar y habitado por una joven pareja de recién casados buscaba reflejar, mediante el diseño, la visión ecléctica de ambos. Debido a los espacios reducidos, uno de los elementos fundamentales fue la del diseño de todo el mobiliario específico para el proyecto; consiguiendo un ambiente que optimiza las áreas de guarda y de trabajo; se optó por optimizar al máximo las áreas como sala, comedor y cocina logrando su integración en una gran área, abierta y armónica, dotando de la comodidad necesaria a los espacios sin necesidad de separarlos a través de muros o accesos innecesarios, dando como resultado una generosa planta abierta. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir