Agrandar imagen | Ver tamaño original
La base en forma de pergamino chino reconsidera la relación entre la arquitectura y los patios. Se seleccionaron y organizaron casi 199 pinos para que el proyecto se dispersara, tomando el museo de arte como el edificio principal. La restauración de los edificios antiguos y la re-organización del antiguo arco hacia los dos lados conforman la presentación y posicionan al museo con un estilo oriental. "Dejar en blanco" es la expresión artística más conocida en la pintura china. La forma geométrica es la expresión más objetiva en el pensamiento lógico occidental. La arquitectura del museo, donde se eliminan los símbolos de Occidente para dar como resultado un blanco más puro, se conecta junto con el nuevo corredor por varios edificios geométricos diferentes, con el fin de tener un nuevo diálogo con el entorno; en el interior de la circulación vertical, se utilizan dimensiones más alargadas. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir