Agrandar imagen | Ver tamaño original
Esta es una casa para la familia de dos artistas en Roschino, a sesenta kilómetros de San Petersburgo. La casa está ubicada en el borde de un asentamiento, justo al lado del bosque. La parcela es un poco inclinada, está completamente cubierta de árboles de coníferas y tiene dos hormigueros en ella. La posición y las dimensiones del edificio están predefinidas por el entorno. Un volumen largo y angosto de la casa se coloca de tal manera que conserva toda la flora y la fauna del sitio. La casa es de 30 por 5,5 metros de tamaño. Consta de un estudio y una parte residencial separada por un porche de tránsito. La parte residencial consta de una zona de entrada, cocina-comedor, dos dormitorios para niños y huéspedes y un dormitorio principal. En el entrepiso se encuentran los lugares para dormir de las habitaciones pequeñas. Sobre el dormitorio principal, en un único saliente, hay un espacio para la meditación yóguica. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir