Agrandar imagen | Ver tamaño original
En las afueras de Buenos Aires, en un barrio residencial de casas bajas, se implanta esta hostería que pretende alojar viajantes que provienen del aeropuerto y de actividades aledañas. El lote, flanqueado por medianeras de ladrillo y una abundante vegetación, cuenta con una casona del mismo material de un alto valor patrimonial. La homogeneidad material, cromática y formal del barrio dispararon numerosas ideas. El edificio se presenta como un cuerpo principal en planta alta, compuesto de 5 habitaciones facetadas que favorecen la buena orientación norte como así también un resguardo respecto de la calle, otorgando una mejor privacidad a los huéspedes. La planta baja sirve como salón de usos múltiples y ofrece una relación directa con el parque tanto por su transparencia como por su forma plástica. Por último, la azotea accesible aprovecha la gran apertura visual que ofrece la escala de su entorno y acentúa la relación con la gran copa de un árbol existente. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir