Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción enviada por el equipo del proyecto. Ubicada en una empinada pendiente dentro de un terreno de 1.500 metros cuadrados con magníficas vistas al valle, la estructura principal de esta casa de fin de semana consiste en un módulo de 6x6 metros en tres niveles con solo 108 metros cuadrados y una cubierta de techo con vista al valle. Las paredes estructurales hechas de concreto expuesto rayado hacen de esta casa un monolito insertado en una topografía escarpada que destaca la penetración discreta de la luz, así como las vistas dirigidas hacia el jardín. Una escalera paralela al sitio guía al usuario desde el nivel de entrada hasta la plataforma exterior que se encuentra debajo, de la misma manera en que la casa está interconectada desde el nivel inferior al jardín del techo. El sitio presenta una diferencia de nivel de unos 16 metros, ofreciendo magníficas vistas de los alrededores. La casa se inserta en un nivel específico desde el cual optimiza diferentes niveles de entrada y la integración del espacio exterior. Se genera una conexión clara a través de los 3 niveles principales de los proyectos: nivel de entrada, los niveles de la casa y la plataforma inferior que contiene la piscina. El proyecto se concibe como un programa de apilamiento que incluye diferentes usos en niveles específicos del sitio. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir