Agrandar imagen | Ver tamaño original
Descripción enviada por el equipo del proyecto. La casa del cuidador de una propiedad ubicada en una isla en la costa norte del estado de São Paulo, Brasil, es una pequeña construcción con un programa igualmente simple.El sitio, a 100 metros sobre el nivel del mar, junto a dos enormes rocas, contenía una antigua estructura de un piso con paredes de piedra y tejas de arcilla. El nuevo edificio tiene 2 pisos, una caja suspendida blanca, donde está el dormitorio y donde es posible ver el continente y el canal de São Sebastião. Debajo de él, a nivel de calle, se encuentran la sala de estar, la cocina y el baño. La madera utilizada en algunas puertas y ventanas, escaleras, estantes y muebles, son restos de material reutilizado para hacer andamios y moldes para la estructura de concreto reforzado de la caja blanca. La caja blanca de 3x5 metros, se apoya en un lado por un muro de contención existente y en el otro por un muro construido con piedras, una característica típica de las construcciones locales. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir