Agrandar imagen | Ver tamaño original
Con la premisa de un empresario que su mayor hobby es jugar al golf se proyectó una casa donde se explora la composición con volúmenes y sus materialidades, lo pesado y lo liviano, lo cerrado y lo abierto, generando de esta forma un diseño de mucha simpleza y belleza en sintonía con el paisaje. El proyecto se implanta en Escobar, en un entorno con vistas a una cancha de golf y a una laguna, un paisaje moldeado por el hombre, pero de fuerte presencia de la naturaleza, la cual nos invita a crear arquitectura y atmosfera teniendo como principales conceptos: la naturaleza como elemento generador de espacios, el vacío, la difuminación de los límites, el paisaje, los materiales nobles, la belleza. La morfología de la casa se resuelve cerrándose hacia el frente con un gran basamento de hormigón, y se desmaterializa hacia el contrafrente, resolviendo así la gran apertura visual de los ambientes principales hacia la cancha de golf, generando diversos encuadres que enfatizan la mirada del usuario. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir