Agrandar imagen | Ver tamaño original
Nuestro diseño es una construcción articulada para el disfrute de los espacios durante los años venideros. Desde lejos, el edificio es un marcador en el paisaje, expresa un significado ya sugerido por su contexto. De cerca, es una colección de muchas cosas y desde el interior, un mundo, que cambia con el paso de las horas y los días del año. El diseño es como una constelación de puntos, la luminosidad de cada uno que define nuestras prioridades, que corresponde a las ambiciones de quienes habitan y es una interpretación de los espacios que abrazan las alegrías de la vida. Hemos construido un lugar para el presente que proyecta el pasado en la memoria y mira hacia el futuro: la memoria de paisajes prístinos donde los edificios de piedra locales tuvieron que resistir hasta la eternidad, protegiendo a los habitantes; cuando los gestos fueron utilizados con moderación para concentrar la fuerza. Ahora, responden a una percepción diferente, quizás más evolucionada, para adaptarse a la velocidad de la vida. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir