Agrandar imagen | Ver tamaño original
Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma. Si los ancianos no van a la municipalidad –por ahorrarse evidentes trajines de dichosos trámites–, la municipalidad va hacia ellos. En una ciudad no muy planificada como Lima, donde menos aún se ha pensado en diseños para el adulto mayor o las personas con discapacidad, resulta el doble de esfuerzo trasladarse o realizar ciertas actividades sociales. Entonces prefieren quedarse en casa sin complicaciones. Es una buena idea a poner en práctica que la forma de lograr este acercamiento, más allá de la estática arquitectura, sea a través de la arquitectura móvil. Así la Municipalidad de Miraflores pondría a rodar en un bus diferentes funciones valiosas para un barrio, pero sobretodo muy valoradas por un público que necesita mayor movilidad. La arquitectura en acción es capaz de adaptar un bus "común" con este fin "múltiple". Nuevamente esta profesión demuestra su poder para conectar, contener, acercar… Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir