Agrandar imagen | Ver tamaño original
Para un colegio, de jardín de infantes, ciclo inicial e intermedio, al cual se le adosara un terreno transformado en espacio de recreación, nos solicitaron transformar la situación preexistente en un edificio de oficinas para el colegio, un departamento privado y el programa complementario al espacio de canchas de futbol, tales como vestuarios y bufete. Nos contactaron con la obra de demolición en curso y con dos decisiones tomadas a las que tuvimos que acceder. El material de la cubierta con la que reemplazarían la actual, que se encontraba deteriorada, y la altura de la misma. Esta premisa, la chapa ondulada negra fue el punto de partida proyectual. El programa, debía funcionar en aspectos públicos y privado. Las canchas de futbol son de uso para recreación  del colegio durante el día y para alquiler durante la noche. La arquitectura se dispuso responder a esa dinámica de trabajo. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir