Agrandar imagen | Ver tamaño original
Como ha informado un reporte científico de la revista digital Nature, un grupo de investigadores de la Universidad de Pensilvania, la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign y la Universidad de Cambridge, ha desarrollado recientemente un material celular a base de níquel; tan fuerte como el titanio, pero hasta cinco veces más liviano. Compuesto por poros a nanoescala, su aspecto y su naturaleza celular es similar a la de la madera y se compone de casi un 70% de espacio vacío. Esto le entrega una densidad tan baja en relación a su resistencia que incluso podría flotar en el agua. La disposición de los átomos en los metales determinan su fuerza, y mientras más alineados se encuentren entre sí, más fuertes son. 'Las propiedades mecánicas del material se pueden controlar variando la geometría a escala nanométrica, (entregando) la alta resistencia mecánica y la estabilidad química del metal, y una densidad cercana a la de los materiales naturales, como la madera', asegura el reporte. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir