Agrandar imagen | Ver tamaño original
Es verano en el hemisferio norte y la segunda ciudad más grande de Colombia, Medellín, ha adoptado estrategias inspiradas en la naturaleza para regular las altas temperaturas de la temporada. Las llamadas "soluciones naturales" son, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, "acciones que protegen, administran y restauran de manera sostenible los ecosistemas naturales o modificados, abordan los desafíos sociales de manera efectiva y adaptable mientras brindan bienestar y beneficios para la biodiversidad ". Medellín, como otras ciudades, enfrenta el aumento de las temperaturas y el impacto de las islas de calor urbano. El concreto y el asfalto absorben la energía del sol, irradian calor y mantienen la ciudad muy cálida, incluso después de que el sol se pone. Para lidiar con el calentamiento, los funcionarios de la ciudad colombiana convirtieron 18 calles y 12 vías fluviales en paraísos verdes. El proyecto "Corredores verdes" promovió la forestación de estas rutas, lo que permitió reducir la acumulación de calor en la infraestructura urbana. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir