Agrandar imagen | Ver tamaño original
El concreto u hormigón es un material comúnmente utilizado en la industria de la construcción el cual se conforma de una aglomerante que se combina con agregados (pueden ser gravas), agua y ciertos aditivos. La historia se rememora al Antiguo Egipto cuando surge la necesidad de construir grandes basamentos en donde las propiedades de las piedras naturales requerían evolucionar para convertirse en una piedra líquida que se pudiera moldear y que tuviera características mucho más nobles. Si bien las civilizaciones egipcias marcaron el inicio más antiguo del empleo de esta nueva mezcla, diversas civilizaciones se dedicaron a explorar con distintos materiales y medios, como lo fueron las civilizaciones prehispánicas de México, cuyas construcciones demostraron tener una durabilidad excepcional al haber sobrevivido por más de 1500 años bajo condiciones atmosféricas severas y aún así muestran resistencias significativas al compararse con materiales modernos. Es cierto que en un principio, las principales mezclas fabricadas en este territorio se trataban de estucos, morteros y concretos (las cuales se utilizaron como rellenos o algomerantes en los basamentos paramidales de numerosas civilizaciones), evolucionaron hasta la fecha para convertirse en uno de los principales materiales utilizados en la industria de la construcción tanto para fines estructurales como para acabados finales. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir