Agrandar imagen | Ver tamaño original
Las principales ciudades actualmente se enfrentan a grandes crisis, organizaciones como la ONU estiman que para 2050, casi mil millones de personas con discapacidades vivirán en ciudades, lo que representa el 15% del total de los habitantes de las urbes. Con paisajes urbanos inundados de subterráneos, tiendas y baños inaccesibles, la ONU ha declarado que la escasa accesibilidad representa un gran desafío para las ciudades. Al mismo tiempo, la mayoría de las ciudades del mundo luchan por proporcionar viviendas seguras, respetables y asequibles para sus ciudadanos, y el alquiler representa más del 50% de algunos ingresos. El Foro Económico Mundial declaró recientemente que "un mundo en el que solo unos pocos pueden pagar una vivienda no es sostenible." En un momento en que el futuro del urbanismo se define cada vez más por las nuevas tecnologías diseñadas para mejorar la vida cotidiana del usuario, los arquitectos y urbanistas deben recordar que una ciudad inteligente es una ciudad accesible pero también asequible. Como se discutió al comienzo de nuestro estudio mensual sobre accesibilidad, es importante tener en cuenta que una ciudad verdaderamente accesible es aquella en la que las personas de todas las capacidades, ingresos, razas, géneros y religiones pueden vivir y prosperar en un entorno urbano centrado en el experiencia humana. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir