Todo
Proyectos
Productos
Eventos
Concursos

Barcelona: los retos de movilidad en la era de las Supermanzanas

Barcelona: los retos de movilidad en la era de las Supermanzanas

CityMakers está trabajando con Archdaily para publicar una serie de artículos, conversaciones y entrevistas con los diferentes actores de la coproducción de ciudades, que están detrás del Barcelona CityMakersLab 2019, un evento que tendrá lugar del 14 al 20 de octubre.

En esta oportunidad tenemos a Salvador Rueda, director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, ​​quien impartirá una MasterClass en el Barcelona CityMakers Lab 2019 abordando los retos de la aplicación del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Barcelona basado en “Super Manzanas”.

Rueda ha estado detrás del diseño del modelo de las “Supermanzanas” considerado por muchos expertos como el Plan Cerdá del siglo XXI. El modelo propone una reinvención de la morfología urbana del distrito del ensanche en Barcelona, y hasta hoy se han logrado concretar las intervenciones en las supermanzanas del Poble nou y Sant Antoni, proyectos que los participantes del Barcelona CityMakers Lab tendrán la oportunidad de visitar y conocer en detalle directamente de sus gestores.

© Alexandre Bernalte
© Alexandre Bernalte

Para lograr los objetivos de Sistema de Movilidad Urbana Sostenible (SUMP), es necesario la implementación de “Supermanzanas funcionales” en toda Barcelona.  La implementación cuenta con dos etapas que a veces se pueden implementar al mismo tiempo o por separado. La primera etapa es funcional, dedicada a resolver los problemas relacionados con la movilidad y la segunda es urbanística o estructural y resuelve los problemas relacionados con los usos. Las Supermanzanas de SUMP son principalmente funcionales e integran todas las redes de transporte y su implementación solo con señales, integra el conjunto de elementos relacionados con la movilidad. Se pueden distinguir como dos redes: una a escala de ciudad (límite de las supermanzanas) que permite unir los diferentes puntos de la ciudad a una velocidad máxima de 50 km / h, y una red interna local limitada a 10 km / h, que brinda servicio a los residentes y a las actividades allí situadas.  

El peatón cuenta con la mayor parte del espacio y la bicicleta ajusta su velocidad a la velocidad del peatón. Los peatones y las bicicletas pueden pasar por la supermanzana. Los autos pueden ingresar pero no pasar por la supermanzana, lo que tiene sentido ingresar solo si su destino está adentro. De esta manera, el número de vehículos que ingresan en la supermanzana es pequeño. Como resultado, la contaminación, el ruido, los accidentes, etc., se reducen a la mínima expresión. Por el contrario, la habitabilidad y la intrusión visual mejoran significativamente.

© Alexandre Bernalte
© Alexandre Bernalte

El gran logro de las supermanzanas funcionales será que la mayor parte del espacio se vacía de los automóviles, que es uno de los objetivos principales de SUMP y con la importante reducción de los automóviles se reducen los impactos de su uso: contaminación del aire, ruido y accidentes. Cada supermanzana implementada significa implementar, a pequeña escala, el nuevo modelo de movilidad aprobado de Barcelona. Cambiar el modelo de movilidad significa cambiar la distribución de viajes de los diferentes modos de transporte, es decir, aumentan los desplazamientos a pie o en bicicleta y reducir los viajes en coche.

Para lograr los objetivos de SUMP es necesario implementar las supermanzanas funcionales en toda Barcelona, ​​entendiendo que estas tienen sentido, sobre todo, cuando están en la red. Se deben implementar, al mismo tiempo, las medidas para reducir el número de vehículos en circulación. La reducción de los vehículos en circulación se obtiene con la implementación total de la red ortogonal de autobuses y la red de bicicletas; con la extensión de superbloques en toda Barcelona, ​​reduciendo el número de carriles y el número de plazas libres para estacionamiento y aumentando el precio de estacionamiento rotativo.

Los tiempos para implementar una supermanzana funcional están relacionados con procesos participativos, en ningún caso con los trabajos de señalización (la supermanzana en Poblenou se realizó en un fin de semana). Los costos para poner en marcha la supermanzana funcional son muy bajos (entre 50.000 y 100.000 €) en relación con los beneficios obtenidos, entre otros, la liberación de más de 3 hectáreas sin impactos en la supermanzana tipo Eixample. El costo de la implementación total de superbloques funcionales será inferior a 100 millones de euros. El túnel que se está construyendo en Les Glòries tendrá un costo similar o mayor, aunque el beneficio que se obtiene al implementar la supermanzana es claramente mayor.

Las supermanzanas funcionales resuelven solo los usos relacionados con la movilidad cambiando el orden de prioridades de los modos de transporte. Nadie puede esperar otros usos en esta etapa: área de juego, jardines urbanos, circuitos deportivos, etc. Estos usos son específicos de la supermanzana, estructurales y urbanísticos. La supermanzana funcional libera el espacio para dar espacio, más tarde, a los usos que se han acordado con los vecinos en un proceso participativo.

Cuando se implementen los usos estructurales, la supermanzana se convertirá en una supermanzana urbanística, donde los usos y el mobiliario urbano para lograrlos pueden ser efímeros o permanentes.

Las inversiones para completar la segunda fase de las supermanzanas son, como es de esperar, más altas y su implementación dará forma al nuevo modelo urbano de Barcelona. Se espera que el esfuerzo de inversión sea proporcional a los beneficios esperados, que son muchos y urgentes.

© CityMakers
© CityMakers

Acerca de Salvador Rueda

Director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, ​​ha sido coordinador de los programas de renovación y revitalización de la Ciutat Vella de Barcelona, ​​ha redactado el Plan para Saneamiento de Cataluña y el Programa de Gestión de Residuos del Área Metropolitana de Barcelona.

Salvador Rueda y decenas de expertos del city-making se darán cita entre el 14 y el 20 de octubre en e el “Barcelona CityMakers Lab 2019”. La invitación a participar está abierta hasta el 31 de agosto de 2019. Puedes enviar tu aplicación, aquí.

Barcelona CityMakers Lab 2019: convocatoria de aplicaciones

Del 14 al 20 de octubre se realizará el " Barcelona CityMakers Lab 2019 " en su primera versión, una semana para aprender y vivir Barcelona. Durante 7 días, profesionales del city-making de todo el mundo participarán de workshops, charlas, paneles, itinerarios urbanos, visitas especializadas e interacción con las más destacadas personas e instituciones que están reinventando "el modelo Barcelona".

Sobre este autor/a
Cita: Fabian Dejtiar. "Barcelona: los retos de movilidad en la era de las Supermanzanas" 28 ago 2019. ArchDaily México. Accedido el . <https://www.archdaily.mx/mx/923873/barcelona-los-retos-de-movilidad-en-la-era-de-las-supermanzanas> ISSN 0719-8914

Has seguido tu primera cuenta!

¿Sabías?

¡Ahora recibirás actualizaciones de las cuentas a las que sigas! Sigue a tus autores, oficinas, usuarios favoritos y personaliza tu stream.