Agrandar imagen | Ver tamaño original
La apuesta por relanzar este hotel boutique en el Centro Histórico de Morelia, Patrimonio de la Humanidad, demandaba la creación de una imagen renovada que por un lado honrara la herencia familiar e histórica del edificio construido progresivamente durante los siglos XVII, XVIII y XIX. Por el otro lado, se requería proyectar una visión innovadora de hospitalidad en una ciudad eminentemente turística. El proyecto buscó integrar todas las funciones de la planta baja –que antes se encontraban dispersas- en dos elementos arquitectónicos vinculantes, que además respondieran y se integraran con la arquitectura existente de la casona. El primer elemento es una barra en L que en su lado más cercano al acceso del hotel, funciona como barra de recepción, y que al dar la vuelta, provee el servicio de bar y cafetería. Esta barra está recubierta en cobre martillado por Maestros Artesanos de Santa Clara del Cobre, un pueblo a 70 km de distancia conocido por su maestría en el manejo de este metal. La prueba es que los pliegues de la barra han sido martillados a mano, sólo calcando un dibujo impreso generado por un software paramétrico. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir