Agrandar imagen | Ver tamaño original
Cuadradas, rectangulares, hexagonales, mate, brillantes. Es difícil pensar en un material más versátil que las baldosas cerámicas. Conocidas por su alta durabilidad, facilidad de mantenimiento e instalación, son las opciones más comunes para cubrir pisos y paredes, ya sea en áreas húmedas o no. A continuación, seleccionamos 10 preguntas comunes para aumentar nuestro conocimiento en relación a los revestimientos cerámicos. 1. ¿Cuál es la diferencia entre cerámica y porcelanato? La diferencia fundamental entre la baldosa cerámica y el porcelanato radica en la tecnología detrás de la producción de estos productos. El porcelanato es el resultado de un proceso de fabricación más controlado que la cerámica común, realizado a través de una mezcla de arcillas, arenas y varios minerales, quemada a más de 1200 grados centígrados. El resultado es más homogéneo, denso, vitrificado y más resistente que la cerámica convencional, además de menos poroso y, por lo tanto, con un índice de absorción de agua muy bajo. Su durabilidad aumenta debido a esto, convirtiéndose en una buena solución para edificios de alto tráfico, como aeropuertos o centros comerciales. Los porcelanatos esmaltados son conocidos por presentar una mayor variación de color, proporcionando una rica apariencia personalizada. Ver más Ver descripción completa
Compartir Compartir